¿Cuál es mi plan?

En los últimos casi 20 años he probado distintos métodos para adelgazar. No es que haya sido una bola andante, pero siempre he sido “rellenita”.

He ido a nutricionistas y gimnasios, probé con Herbalife y con Naturhouse, pasé por la dieta del sirope de savia y experimenté con infusiones de todos los tés habidos y por haber. Y, en cuanto a potingues, he probado los de efecto frío, los de efecto calor, de farmacia y de supermercado, los parches reductores y las fajas de sudoración. ¡Y cosas que ahora ni recuerdo!

Plan-DesignEn esta época de mi vida, en la que ya no soy una adolescente y no creo en dietas milagro ni en sacacuartos engañosos, lo único que pretendo es alimentarme bien, comer de todo sin pasar hambre, y adelgazar los kilos de más que he acumulado. En mi caso, esos kilos son unos 30. Como expliqué cuando hablé de mis motivaciones, he sido mamá por segunda vez hace poco y estoy en una etapa muy feliz, así que mis razones para adelgazar no son las que podían ser hace 10 años. Fue a raíz de darme de alta en una revista de bebés, cuando recibí una invitación para probar gratis una semana del plan Entulínea (Weight Watchers) y pensé que por probar una semana no perdía nada.

Y me gustó. Me gusta porque:

  • puedo comer de todo
  • no me tengo que ceñir a un menú diario ni semanal
  • incluye una app para móviles en la que registrar lo que ingiero y el ejercicio que hago
  • registrar lo que como me ayuda a ser consciente de lo que NO necesito
  • no tengo que pesar frutas ni verduras
  • no paso nada de hambre
  • tiene una utilidad para calcular cuántos “puntos” tiene cualquier alimento del mercado

En general, siento que estoy aprendiendo a comer mejor en vez de sentir que vivo a dieta.

TD_164849_title-txt1

No soy monitora de Entulínea, ni llevo comisión, ni nada por el estilo, jejeje. Cualquiera con conocimientos básicos de nutrición y suficiente fuerza de voluntad, podrá prescindir de las herramientas que este método ofrece, pero a mí me están ayudando a motivarme. Solamente especifico el plan que estoy siguiendo por si alguien siente curiosidad.

Anuncios

Mis motivaciones

imagePara comenzar este blog, me gustaría hablar de mis motivaciones.

No pretendo escribir aquí para que me lea más o menos gente, sino para que me sirva de compromiso personal con mi nuevo estilo de vida.

Siempre he estado gordita, unas épocas más, otras menos. Algunas hasta he llegado al normopeso. He probado un poco de todo.

Hace un mes, cuando comencé esta nueva andadura, llevaba una talla 52, la más grande que he llevado. He dado a luz hace pocos meses y lo cierto es que en mis 2 embarazos he cogido muchísimo peso. Más de 20 kilos. Si a eso le sumas que ya tenía sobrepeso antes… Nos da como resultado… ¡tachán! ¡30 kilitos de más! ¡Ahí es nada!

¿Y para qué adelgazar? Si ahora mismo soy feliz, estoy encantada con mi pareja, con mis pequeños, con la vida… ¿Para qué “martirizarme” haciendo dieta o ejercicio? He ahí la cuestión. Si me miro al espejo y no me veo “tan” gorda… O «no me veo tan mal», me digo. «Todas no podemos estar delgadas. Yo “soy” gorda y ya está.»

Pues no.

Reconozco que tengo hábitos muy poco saludables y eso es lo que quiero cambiar. Más allá del peso, que vendrá por añadidura, quiero cambiar mis hábitos de sedentarismo y de mala alimentación. Y quiero cambiar por salud. Quiero ser un ejemplo para mis hijos, quiero estar en buena forma física para correr detrás de ellos, para subir las escaleras sin cansarme… Y, aunque parezca una tontería, me hace ilusión caber en mi vestido de novia de hace unos años.